Los mitos de mantenerse motivado

Antes de comenzar el tema de hoy sobre la motivación quiero que observes algunos de los email que recibo, y veas que hay en común entre ellos.

“¿Cómo me mantengo motivada, cuando parece que cada día me levanto y pierdo la motivación que tenía el día antes? Yo pierdo la visión del porque quería hacer lo que tenía planificado hacer el día antes. Tengo un conflicto entre la motivación y los pensamientos que no quieren que haga nada productivo.” Gracias Ingrid.

“He encontrado muy complicado motivarme y cuando lo logro, es muy difícil mantenerme motivado. ¿Alguna razón por la que esto sucede o como puedo mantenerme enfocado?” – Armando.

“Mi problema más prominente (Y quizás la raíz de mis problemas) es que tengo interés pero no motivación. Esto a sido exacerbado por depresión o ansiedad. Yo hago algo sí es fácil, pero un vez se complica mucho automaticamente me convierto antipatica y lo evito. He llegado a el punto donde estoy apatica a casi todo fuera de las cosas necesarias.” – Anastacia.

¿Has notado algo en común con estas respuestas? Todos ellos son mega dilucionales. Todos preguntan “Como conseguir la motivación” como si fuera un libro de dónde esta Waldo.

Tip #1: Si preguntas por motivación, yá estás perdiendo.

La motivación es efímera e impredecible. Es casi como preguntarte, “¿Cómo consigo inspiración para comenzar un negocio? ¿ves cuán ridículo suena? pero aun todos los medios utilizan la palabra “motivación”, como si pudieras caminar por el bosque y esperar que te llegue como inspiración divina.

Tip #2: Olvidate de la motivación. Crea estrategias en vez.

Te garantizo, si le preguntas a alguno de ellos, “¿Así que quieres hacer X? ¿Cual es tu próximo paso?” no van a tener ninguna idea. En vez de hacer el trabajo difícil de (1) Que quieren hacer y (2) que hace falta para lograrlo, toman la ruta fácil de esperar que la motivación los mueva. Esto me enfurece porque es lo único que se nos enseña en los medios – y esperar por la motivación les da excusas para no hacer nada. Una mejor solución es escribir las contestaciones a las dos preguntas arriba – aunque sean incorrectas – y luego trabajar sistemáticamente la lista.

Un mal ejemplo: “Quiero bajar de peso.” ¿Cuántos millones de personas dicen esto, luego se culpan por no hacer nada?” No, No y NO.

Un buen ejemplo: utds. mis lectores de Estrategia Moderna lo hacen diferente: “Quiero perder 10 libras” aun mejor, quiero que seas específico: “Quiero comer 3 comidas saludables por semana y ir 2 días al gimnasio por 15 minutos.” (Nota como me enfoco en el proceso primero y comienzo bien conservador – cualquier persona puede ir al gymnasio 15 minutos y puede comer saludable solo 3 días a la semana – prepárate para ganar.

Ahora que sea sistemático: En tu calendario, separa 1 hora el domingo para preparar 3 comidas saludables y déjalas en el congelador, empacadas y listas para comer. Además separa 1 hora en 3 días diferentes (dejando espacio para el viaje) para ir al gimnasio. ¡Listo! ahora me puedes dar las gracias

Como siempre hoy quiero que tomes acción para que logres tus metas. Así que te pido un favor para hoy. Deja un mensaje con una lista de las cosas que quieres lograr y no encuentras motivación para mantenerte enfocado y recuerda que tienes que ser específico sobre que quieres lograr y como lo vas a lograr.

Estas próximas semanas las personas en mi lista de email estarán recibiendo estrategias y tácticas para tomar control de sus vidas y tener más éxito. Si no estas suscrito puedes hacerlo aquí.